lunes, 23 de septiembre de 2013

La tragedia de Viloco, la más negra en la historia de The Strongest

Transcurrieron 44 años de aquel fatal accidente aéreo, donde perecieron los jugadores del primer equipo profesional de fútbol del afamado club The Strongest, considerado como el más trágico hasta ahora en la historia del deporte en Bolivia.

La tragedia se registró en el sector de Viloco, que pasó a la historia del país como mudo testigo de esta desgracia, que embargó no sólo a los hinchas atigrados, sino que enlutó a todo un país.

Todos los aficionados y deportistas de Bolivia, estuvieron consustanciados con el dolor que embargaba al deporte en general que, por aquellos tiempos, se asoció al duelo en general.

Fue el 26 de septiembre de 1969, cuando se dio el anunció fatal de que la nave que transportaba a los integrantes del equipo desde tierras cruceñas, se había precipitado en medio de la nieve, de las rocas y la puna, segando de esta manera la vida de los futbolistas del equipo atigrado, quienes pese a los 44 años aún siguen siendo recordados por aquella tragedia que enlutó al fútbol boliviano e internacional.

Fue uno de los accidentes más infaustos que se tuvo que lamentar en aquellos años, de una institución tan grande en el fútbol nacional, causando dolor y llanto en muchas familias del país y del exterior, pues en su plantilla estuvieron varios jugadores extranjeros, como el argentino Armando Angelasio, integrante de la selección de su país.




LA PLANTILLA

En esta edición de Crónicas del Siglo XX, recordamos a todos los integrantes del equipo de The Strongest en el año 1969, los cuales eran:

Eustaquio Ortuño, golero de equipos como Litoral y la selección de Bolivia de los años 1955 y 1956, en esa ocasión oficiaba como director técnico del primer equipo, Felipe Aguilar el masajista del plantel, el dirigente José Ayllón, quien comandó la delegación del equipo que fue a jugar a Santa Cruz de la Sierra.



JUGADORES

Entre los jugadores estaba Diógenes Torrico, que se desempeñaba como puntero derecho; Germán Alcázar, mediocampista; Oscar Guzmán, jugador que estaba a préstamo del equipo de Olympic de la zona de San Pedro de la ciudad de La Paz.

Oscar Flores, mediocampista nacido en la ciudad de Sucre; Miguel Ángel Porta, mediocampista que había llegado años antes con el director técnico Potoni, fue el único que quedó en la institución.

Armando Angelasio, arquero de la selección de su país, en Bolivia había formado un hogar y murió ese día trágico en que nacía su hija, la primogénita y que nunca llegó a conocer; Raúl Farfán, mediocampista, vino de Jujuy, para tener suerte en el fútbol boliviano.

Orlando Cáceres, otro de los arqueros paraguayos del equipo, la hinchada atigrada había depositado su confianza en el buen golero; Osvaldo Franco, de nacionalidad argentina, centro delantero, primero jugó para Bolívar, se caracterizaba por ser un nato goleador.

Julio Alberto Díaz, zaguero, marcador de punta vino de Argentina, se nacionalizó y fue jugador de la Selección de Bolivia y capitán de los atigrados; Fernando Durán, interior izquierdo procedente del fútbol tarijeño.

Jorge Tapia, de pequeño se inició jugando en el Oratorio Domingo Savio, de donde pasó a Always Ready, por sus condiciones de buen zaguero central pasó a las filas de The Strongest; Ernesto Villegas, mediocampista pasó de Bolívar a este equipo; Héctor Marchetti, argentino mediocampista, una de las figuras estelares del equipo; Hernán Andreta, otro de los defensores que vino del fútbol argentino; otro fue el puntero izquierdo argentino Eduardo Arrigó.

Juan Iriondo, jugador de los Yungas que fuese uno de los zagueros que quedó en promesa, con una vida joven truncada por el azar del destino, años más tarde triunfó en el mismo puesto su hermano Luis Iriondo.

Rolando Vargas, figura emblemática del cuadro de The Strongest y las selecciones nacionales, el destino hizo que para esa fecha no fuese de la partida a Santa Cruz, quedando liberado de aquel trágico acontecimiento.



COROLARIO

Fue en Viloco que el destino se encargó de asestar un duro golpe al fútbol boliviano, de tan fatídico designio fueron víctimas los jugadores del equipo profesional de The Strongest.

La pérdida fue irreparable, pero en el noble sentir de quienes están inmersos en el fútbol, el recuerdo vive siempre. Este jueves 26 de septiembre se recuerdan 44 años de aquel infausto accidente ocurrido en 1969 que robó las vidas de los futbolistas de la entidad oro y negro, y que se convirtió el suceso más trágico para el deporte boliviano en el siglo pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada