martes, 22 de mayo de 2018

Veizaga es duda y Cardozo está habilitado

El mediocampista atigrado Walter Veizaga se retiró con una dolencia muscular en la parte posterior del muslo de la pierna derecha, el pasado domingo.

Veizaga será evaluado en el transcurso de la jornada para descartar un desgarro que lo dejaría fuera de la revancha del clásico, que se jugará el próximo domingo.

El plantel de The Strongest tuvo ayer descanso y hoy volverá al entrenamiento luego de conseguir una ventaja sobre Bolívar (0-1), en el primer clásico por la instancia de semifinal, del torneo Apertura.

El médico atigrado Jaime Espinoza evaluará a Veizaga. Ayer, Deportes El Diario, intentó comunicarse con Espinoza, pero estaba en un operación y se disculpó para dar mayores detalles de la lesión de Veizaga.

El futbolista cochabambino confesó luego del clásico que sintió un “pinchazo” y podría tratarse de un desgarro.

Veizaga reemplazó a Rudy Cardozo que cumplió su partido de suspensión por acumular cinco tarjetas amarillas.

Cardozo volverá al once del entrenador César Farías, pero todo se sabrá durante los entrenamientos de la semana, en el momento de dar pautas del once que pondrá en la revancha del clásico.

Farías admitió que jugó mal su equipo el pasado domingo, aunque ganaron, habrá muchos movimientos para corregir y armar una estrategia para volver al vencer a Bolívar. El resultado de 0-1 fue lo que más rescató el plantel atigrado, el cuerpo técnico y la dirigencia.

ENTRADAS

La dirigencia de The Strongest definió poner a la venta 27.500 localidades para el clásico revancha.

Con la siguiente escala de precios; 50 bolivianos costará las Curvas, 70 la Recta de General, 100 la Recta de Preferencia y 150 las Butacas.

Mañana ambas dirigencias de The Strongest y Bolívar junto con los personeros del Servicio Departamental de Deportes de La Paz (Sedede), además de los efectivos de la policía se reunirán para definir la logística a seguir en el día del clásico y evitar cualquier problema con los fanáticos que vayan al estadio Hernando Siles.

lunes, 21 de mayo de 2018

Farías reconoce que Bolívar jugó mejor y el Tigre obtuvo el resultado

El técnico de The Strongest, César Farías, reconoció ayer que Bolívar jugó mejor el clásico y el Tigre se vio superado en el primer tiempo hasta que reaccionó en el segundo periodo del encuentro.

“El resultado obviamente es muy bueno para nosotros porque hoy (por ayer) por lo menos forzamos a los penales. Hay que reconocer que el rival jugó un excelente primer tiempo que si puede llevarlo al plano internacional, el equipo se convierte en aspirante en la Copa Libertadores. La verdad nos vimos superados el primer tiempo, jugaron muy bien y nosotros resistimos como pudimos”, declaró el timonel.

A criterio de Farías, en el segundo tiempo el Tigre reaccionó porque creció en su juego y trató de frenar al rival en las bandas. “Con nuestras armas intentamos y el segundo tiempo corregimos y crecimos porque mejoramos nuestros errores y seguimos manejando un equipo (Bolívar) muy difícil que te intenta llegar por derecha y por izquierda, que sin duda fue superior, no tengo problema, yo reconozco cuando tengo que reconocer, acepto cuando tengo que aceptar”, anotó el estratega atigrado.

“Conseguimos el 50 por ciento del pase”: Campos

El jugador de The Strongest, Jhasmani Campos, afirmó ayer sentirse muy contento porque el Tigre logró el 50 por ciento del pase a la fase final del Torneo Apertura tras derrotar a Bolívar (0-1). “Estoy contento con el resultado, se consiguió gracias a Dios el cincuenta por ciento del pase, se ganó con un hermoso gol de Pablo (Escobar), esperemos seguir mejorando la producción, el primer tiempo no se jugó bien y hay que seguir mejorando, entrenar tranquilos esta semana, corregir errores y pensar en la revancha”, expresó Campos.

Consultado el jugador si valió la pena que el primer plantel se quede a entrenar en La Paz y no viajar a Uruguay, respondió que sí: “Seguro, se arriesgó bastante porque sabíamos que el partido de Copa iba a ser difícil, pero todos los que jugaron lo hicieron bien a pesar de la derrota. Nosotros entrenamos aquí pensando en este partido y tuvimos nuestro premio”, anotó.

Escobar: “Ganamos un partido desfavorable”

El capitán de The Strongest, Pablo Daniel Escobar Olivetti, manifestó ayer que el Tigre ganó un partido en el que se tenía todas las de perder por la acertada actuación de Bolívar.

“Ganamos un partido en que el primer tiempo estaba desfavorable (para el Tigre), Bolívar hizo bien el primer tiempo y nosotros supimos recuperarnos en el segundo”, afirmó el “Pájaro”.

El capitán gualdinegro resaltó que se jugó un clásico “caliente” porque ninguno de los dos equipos quería perderlo sabiendo que se jugaba medio pase la final del Torneo Apertura.

“Sí, fue un clásico caliente como son los clásicos, es una semifinal que nos da el pase a otra final y había que jugar fuerte, sin mala intención porque todos los jugadores nos conocemos, vivimos en La Paz”, anotó a tiempo de resaltar que se siente muy feliz por ser hincha del Tigre.

Respecto al gol anotado, Escobar, señaló que lo importante no es quién marque sino que el equipo salga victorioso, “fue un hermoso gol, salió un lindo remate y un bonito gol, hacer el gol es secundario, lo importante es que gane el equipo”, anotó.

Escobar no quiso referirse al arbitraje de Gery Vargas y solo dijo que no hay mucho que hablar. El caudillo atigrado enfatizó en decir que al frente se tuvo a un gran equipo que hizo un buen partido. “Al frente hay un gran equipo (Bolívar) que hizo un buen partido pero ahora nos tocó ganar a nosotros, el fútbol es así, en ocasiones nosotros jugamos muy bien y nos tocó perder”, expresó. Escobar, deseó a la Academia paceña que el próximo jueves salga victorioso ante Delfín en el partido por Copa Libertadores de América. “Es un equipo boliviano y hay que desearle lo mejor”, apuntó.

Consultado Escobar si esta semana será tranquila para el Tigre tras la victoria conseguida (0-1), respondió que no, que se tiene que trabajar mucho para mejor el funcionamiento del equipo.

Al final, el Pájaro, agradeció el apoyo de la hinchada que asistió al Hernando Siles y les pidió que para el próximo 26 de mayo vuelvan a acompañar al equipo. “Gracias a la hinchada que siempre está, invitarles que vengan a

Ramiro Espejo

Farías le ganó la pulseta a Eutrópio

El técnico de Bolívar Vinícius Eutrópio planteó ayer un juego por las bandas, aprovechó las caractéristicas de Edemir Rodríguez y Enrique Flores, ambos se asociaban con Juan Carlos Arce y Juan Miguel Callejón, respectivamente.

Eutrópio sabía que en las bandas tenía argumentos para hacer daño al Tigre.

El técnico atigrado César Farías puso un dispositivo defensivo en todo el partido, pero en el primer tiempo no dio resultado porque Jhasmani Campos le costó agarrar la marca de Rodríguez y a Edis Ibargüen de la misma manera con Flores.

Farías dio trabajo defensivo a jugadores que tenían que acompañar a Pablo Escobar, quien en la primera etapa no entró en juego porque no le llegaba la pelota.

Los laterales del Tigre: Marvin Bejarano (izquierda) y Maximiliano Ortiz (derecha) la pasaron mal en todo el primer tiempo.

Sin embargo, la garra, la actitud, acompañados a un mejor orden en lo defensivo ayudó a los laterales atigrados a sostener la marca de Callejón y Arce.

La libertad que tuvieron en el primer tiempo ya no fue lo mismo en el segunda etapa. Bolívar no encontró otra respuesta en la parte táctica para cambiar el rumbo.

Farías fiel a su estilo, cuando su equipo es superado en el campo de juego, lo que ordena es el repliegue y apuesta por una jugada individual o una jugada de pelota parada.

Finalmente le dio resultado con un tremendo zapatazo de Pablo Escobar.

Eutrópio intentó tarde cambiar el rumbo con el ingreso de Damián Lizio, Jaime Arrascaita y Eduardo Fierro. Los tres no tuvieron incidencia en el partido porque ingresaron cuando el equipo perdía y sus compañeros estaban ansiosos y molestos con algunas actitudes de los jugadores contrarios. Farías le ganó la pulseta a Eutrópio a su estilo. El brasileño pagó caro la ineficacia de sus jugadores.

El Tigre con zapatazo de Escobar

El golazo de Pablo Escobar marcó la diferencia en el clásico de ayer y le permitió a The Strongest tener ventaja en la primera semifinal en el torneo Apertura, en pos de conseguir el título. Bolívar tuvo opciones de gol que no fueron aprovechadas y perdió por la mínima diferencia (0-1).

Solo el fútbol da la opción de que el equipo que menos elabore en el ataque pueda ganar con una jugada diferente, de otro partido. Eso sucedió ayer, Bolívar hizo méritos para quedarse con las tres unidades, sobretodo, en el primer tiempo que tuvo tres opciones claras de gol, pero la mala definición y la buena actuación de Daniel Vaca evitaron ese desenlace.

El equipo bolivarista dirigido por el brasileño Vinicíus Eutrópio se sintió más cómodo con la pelota, la inclusión de William Ferreira ayudó a Marcos Riquelme a estar más suelto y buscar el tanto de la victoria que nunca llegó.

Al frenteestaba el Tigre, de la mano del venezolano César Farías, que en los últimos clásicos le costó salir con una sonrisa.

Farías hizo un planteamiento más defensivo, cuidó las salidas del rival y con la pelota no tuvo precisión. La logística empleada por The Strongest de cuidar a sus titulares para que lleguen mejor al clásico y mandar al equipo B a jugar con Peñarol, la Copa Libertadores, estuvo a punto de no salirle.

En el inicio del partido se notó un equipo atigrado perdido, sin un horizonte para buscar el arco de Rómel Quiñónez.

Bolívar generó la primera opción con el cabezazo de Riquelme tras centro de Juan Carlos Arce, pasó por encima del travesaño (5’).

Acto seguido, Erwin Saavedra estrelló el balón en el travesaño ante la estirada de Vaca (10’).

Otra vez, Saavedra recibió el balón tras una buena combinación colectiva y al momento de enfrentar a Vaca no pudo elevar el esférico (31’).

Farías y compañía no encontraban el camino para contener a Bolívar.

En el segundo tiempo, The Strongest salió con el mismo planteamiento, pero puso mayor carácter en la defensiva para contener al rival y le dio buen resultado.

El trámite del partido se jugó dentro del rival que puso el cuadro atigrado, pausado, con mucha pierna fuerte y discusiones en el campo de juego. Bolívar no tuvo la fortaleza mental para manejar circunstancias en el partido que lo llevaron a varios jugadores a estar imprecisos y ansiosos.

Al minuto 81, Escobar recibió la pelota a treinta metros de la portería de Quiñónez, llegó tarde Saavedra a la marca, el mediocampista Henry Vaca se llevó la marca de Edemir Rodríguez y le dio el espacio a Escobar para sacar un fuerte remate que ingresó en el ángulo derecho del arco de Bolívar, fue un golazo. En los últimos minutos, el cuadro celeste no tuvo reacción y para colmo de males Ronald Raldes fue expulsado por empujar a Vaca y a Cristian Novoa.

Paulo Apaza